Rss Feed
Tweeter button
Facebook button
Delicious button
Flickr button

Gastronomía

Conservación del Azafrán

Azafran La Flor | Azafran de La Mancha | Saffrons from Alicante Spain

Las posibilidades para conservar el azafrán en casa son múltiples y variadas. Su comercialización se realiza en infinidad de envases o recipientes debido principalmente a sus características físicas y económicas. Materiales como el cristal, plástico, lana o papel son comunes en las estanterías de comercios o tiendas de especias conteniendo escasos gramos de azafrán.

El azafrán La Flor es un producto que se puede comprar en polvo o en hebras a un valor muy elevado por lo que las proporciones que se ofertan de cara al público son relativamente pequeñas.

Una vez adquirido el producto, en casa es primordial salvaguardarlo de la humedad y la luz, por lo que es conveniente introducirlo en cajas o arcones de madera y metal, resistentes al óxido. Si lo vamos a guardar en frascos debemos asegurarnos de la opacidad de las paredes y el aislamiento del tapón (algunas personas utilizan tapones parafinados). Cuando las condiciones resultan óptimas el azafrán se puede conservar durante largo tiempo, incluso años.

El Azafrán a la hora de comer

Cupcakes con Azafran | Azafranes de La Mancha | Saffrons in Spain

El azafrán es posiblemente la especia más cara del mundo y una de las más utilizadas tanto en hebras como en polvo. Debido a su alto coste existen ciertos sustitutos como el cartamo o la cúrcuma que aportan colores parecidos a las hebras de azafrán, pero que difieren mucho en aromas y sabores.

Las cocinas árabes, asiáticas o europeas lo emplean por su aroma (algunos lo definen como mezcla entre miel, hierba y toques metálicos), sabor (dulce pero con toques amargosos) y color (propicia tonos que van desde el rojo al amarillo).

Todas estas características hacen que esté presente en numerosas recetas como quesos, dulces y golosinas, licores, infusiones, escabeches, carnes, pescados, arroces o guisos. La cocina española tiene un plato concreto que debe su extraordinario color amarillo al azafrán: la paella.

La cocina internacional propone varios platos en los que el azafrán es un ingrediente esencial como por ejemplo la bouillabaisse francesa, risotto alla milanese italiano, chelow kabab iraní, plov nupcial uzbeco y kefta, mrouzia, así como mqualli marroquí. Dulces de India como el gulab jamun, kuilfi, double ka meta o lassi contienen esta especia.

En la comunidad valenciana, Murcia o en cualquier lugar de andalucía, hay un gran número de preparaciones y recetas de azafran.

Al igual que en toda la zona del levante español, los arroces como el caldero, con conejo o al horno contienen azafrán aportándoles un color, aroma y sabor irrepetible e intenso.